lunes, febrero 26, 2024
InicioOpinionesCristóbal GuerraCamiseta 10 | Colombia sí, Venezuela ¿no?

Camiseta 10 | Colombia sí, Venezuela ¿no?

Tres colombianos colaboraron con goles el domingo antepasado en el abordaje por 7 a 1 del Boca Juniors al Vélez Sarsfield. Tal actuación solo fue la proa del buque ocupado por los 382 jugadores que rompen sus fronteras para decirle al fútbol todos los avances de un deporte que, hasta hace dos décadas, sufría los embates del destino y que aun siendo parte de la cultura popular del país del café y el vallenato, de Gabriel García Márquez y Fernando Botero, no disfrutaba del aprecio internacional.

¿Qué propició el cambio, ese que aporta veinticinco jugadores al fútbol argentino y once al brasilero, campeonatos inexpugnables hasta hace algunos años? En realidad ha sido un proceso en el que ha habido diversos actores: Carlos Salvador Bilardo, Gabriel Ochoa Uribe, Francisco “Pacho” Maturana, Néstor Pekerman; un póker de cuatro hojas que han puesto a Colombia en el puesto de adentro del fútbol universal.

Venezuela galopó al lado de los colombianos hasta hace un tiempo. Siempre estuvo a la zaga, es verdad, pero sin que la ventaja fuese cosa mayor. Recordamos dos empates: el uno a uno en el estadio Olímpico en 1969, y el dos a dos en el Pueblo Nuevo de San Cristóbal en 1985. Y ya, en los nuevos tiempos, dos victorias: el uno a cero en Barranquilla con aquel gol inolvidable de Juan Arango, en 2003, y el alcanzado con gol de Salomón Rondón en el camino al Mundial Brasil 2014. No han sido los únicos resultados buenos para la Vinotinto, y solo hemos traído estos por habernos parecido significativos.

No obstante, Colombia domina. Pero ese no es el punto. El acento está en por qué los colombianos se han escapado con varios cuerpos de ventaja en la imaginaria carrera. Venezuela, ciertamente, también ha avanzado pero en sí misma, no en comparación con el resto de la región. ¿Las diferencias se relacionan, quizá, con la diversidad de gustos y prácticas deportivas que siempre ha habido por aquí?.

Habría que pararse de frente a lo que pasa hoy, y estamos hablando de triunfadores: este país tiene dos exitosos jugadores en el Granada, Yangel Herrera y Darwin Machis, uno en el Torino, Tomás Rincón, dos en Brasil, Yeferson Soteldo en el Santos y Jefferson Savarino en el Atlético Mineiro. Nada más. Colombia agotaría estas líneas porque son decenas de jugadores los que en estos días llenan las alineaciones de Juventus, Atalanta, Everton, Galatasaray, y pare usted de contar.
¿Qué habría que hacer para emparejar la competencia?.

Lo último