sábado, julio 13, 2024
InicioOpinionesCristóbal Guerra¿Cómo será la Liga Monumental?

¿Cómo será la Liga Monumental?

Disfruten de una nueva entrega de "Camiseta 10" por Cristóbal Guerra

Como el fútbol no se cansa de crear, de buscar caminos en los lugares más insólitos del mapa mundial, en los últimos tiempos fomenta una nueva modalidad de saltar a la cancha solo con nueve jugadores. Es que, en el fondo del asunto, el gasto que el fútbol tradicional comienza a mostrar en la afición es ya visible; se ha hecho repetitivo, y aunque sigue subyugando a países y regiones enteras, también nuevas manifestaciones entran en ese carrusel de mares de emociones.

Nació en España bajo la idea de Gerard Piqué, aquel recio e impenetrable defensor del Barcelona y de la selección española, que ha logrado conquistar a jugadores de la vieja guardia, pero aún en condiciones de bregar y competir…

El “Fútbol 9” ha conseguido arrastrar legiones de aficionados a las gradas españolas, porque no es solo patear balones a puerta; es, además, una combinación de fútbol, tal como lo conocemos, y la diversión de un público que con cierto aire de añoranzas va a los estadios a ver, otra vez, a sus ídolos de un tiempo reciente. El campeonato venezolano de esta modalidad está cerca de comenzar, y con la iluminación de figuras de fama anuncia un encuentro de nombres: Juan Arango, Ronaldinho Gaucho y Clarence Seedorf relucirán en el estadio Monumental de Caracas.

Ahora, y como “no todo lo que brilla es oro”, como decían en una época pero que sigue siendo una gran verdad, nos preguntamos: ¿tendrá el “Fútbol 9” la capacidad de llevar gente a las gradas como no ha podido hacerlo el torneo tradicional? ¿Creará una rivalidad de público, interés y un río publicitario con el fútbol de siempre?…

Ahora recordamos al “Fútbol 7” impulsado por Richard Páez, y que se quedó guardado en la gaveras federativas del nunca jamás. Los organizadores del “Fútbol 9” esperan un destino diferente. Posiblemente las primeras jornadas vibrarán con la excitación de los partidos; serán días de fiesta, de camaradería, de comentar las jugadas de lo nuevo. El poeta Rilke decía que “detrás de lo bello comienza lo terrible”, pero sus mentores esperas que no sea así.

Que sea un espectáculo para todos, que no canse desde sus primeras jornadas, y que no haya grietas que lo conviertan en un show repetitivo. En España fue un vuelco de atenciones, muchedumbres asistían para ser testigos de la novedad, aunque en la medida que el torneo transcurrió la atención comenzó a mermar. Solo nuevos campeonatos en los años por venir podrán decirle a Piqué si aquello tendrá validez en el tiempo. En Venezuela, como en España, también estará por verse. Nos vemos por ahí.

Deja un comentario

Lo último