lunes, agosto 8, 2022
InicioOpinionesCristóbal GuerraEl fútbol nos tiene "embarbascaos"

El fútbol nos tiene «embarbascaos»

Disfruten de una nueva entrega de "Camiseta 10" por Cristóbal Guerra

No había terminado la Copa de Campeones (Champions League), no había violado la virginidad del arco del Liverpool la voracidad de Vinicius y tampoco había terminado el desfile por las calle de Roma de los campeones de la Conferencia (Conference) de Europa, cuando ya la televisión, no contenta con todo lo que en el transcurrir del año había entregado, nos atosigaba con el partido Italia-Argentina, anunciado como europeos contra americanos, y especialmente con la llegada de la Copa de Naciones.

“¿Qué vaina es esa?”, nos preguntaba un amigo, “embarbascao”, como decía Simón Díaz en su célebre “Caballo Viejo”, por tanto y tanto fútbol. Y le explicamos: es que el fútbol es una industria que no puede parar, porque además de mantener a millones de familias en el mundo entero, sus agallas son tan grandes que es harto difícil saciarlas con menos de lo que se juega. Las ligas de cada país no son suficientes, decíamos al pana, y por eso cada año la Fifa y la Uefa inventan cada campeonato, cada cosa…

Empero, el fútbol tiene mil caras. Y ahora volvamos a Vinicius: ¿en qué ocupación, oficio o profesión podría haber salido de la pobreza en la que transcurrió su infancia en Sao Gonzalo, ciudad aledaña a Río de Janeiro, si no hubiera sido por el fútbol? Y como él, cantidad de jugadores salidos desde los países suramericanos en procura de una vida mejor.

Los futbolistas buscan senderos propicios, y aunque la cantidad de torneos sacrifiquen sus vidas, normalmente hay compensaciones. Y por eso no hay rebeldías ni sublevaciones contra el trajinar de los clubes: cada quien vive en el sálvense quien pueda.

Echemos una mirada a la América del Sur. Por estos predios se inventó la Copa Suramericana, no por oposición a la Libertadores sino en apoyo económico a los equipos desairados de la gran escena. Y a los equipos les cayó bien, porque al final de todo ha sido una nueva posibilidad y un aliciente en los torneos nacionales por el dinero envuelto. Pero, por estos lados no hay tanto atrevimiento como en Europa; y las razones sobran.

Las condiciones económicas y sociales de los países del Nuevo Mundo, además de las enormes distancias y sus costos de viaje así lo señalan, y la Conmebol ciertamente lo sabe. No se puede tejer más sobre lo que ya está tejido; no sería prudente crear un nuevo campeonato que pudiera hace sucumbir a los equipos y a la propia Confederación.  No sería bueno “embarbascar” a todo un continente.

Entre copas

Esta vez no vamos a hablar de la película de hace algunos años que llevó el mismo título; se trata más bien de la cantidad de campeonatos organizados por la Conmebol. Eran tiempos, como los actuales, en los que el soporte de la televisión era fundamental.

Cuando Panamerican Sports Network dejó de pagar todo se vino abajo, pues estas competencias no despertaron interés en la afición de los países del continente: estadios con gradas vacías era la constante. No obstante, sí dejaron una huella, pues la experiencia sirvió para concebir la Copa Suramericana, convertida en un buen bocado de dinero para los equipos de la región.

En Tips

Conmebol

Con 16 equipos que no tuvieron fútbol suficiente para entrar en la Libertadores, se organizó en 1992 este torneo. Sin embargo, siete años después desapareció ante el poco interés de las ligas nacionales. 

Merconorte

Surgió en el 98 y agrupó a los países bolivarianos. Su última versión se registró en el 2001. En esta competencia el Caracas tuvo una actuación sobresaliente, pues en 1999 llegó hasta semifinales, entonces dirigido por Manuel Plasencia.

Mercosur

En paralelo con la anterior y en los mismos años, apareció esta copa con las selecciones del sur: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay. Y como las anteriores, su existencia fue efímera.

Simón Bolívar

Se disputó de 1970 a 1976 entre los países libertados por Simón Bolívar: Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela. El único equipo venezolano en llevarse el título fue el Deportivo Galicia, en 1971.

Deja un comentario

Lo último