viernes, junio 14, 2024
InicioOpinionesCristóbal GuerraLos héroes son anónimos

Los héroes son anónimos

Disfruten de una nueva entrega de "Camiseta 10" por Cristóbal Guerra

La frase se la oímos una vez a un viejo trabajador. Él decía que algunos hombres aparecen en las situaciones más inesperadas, insólitas, porque las cosas humanas no se pueden avizorar. Lo acabamos de ver. Un jugador con apenas minutos en la cancha, siempre suplente en un equipo con tantas figuras como el Real Madrid, salió desde las sombras, como un aparecido, como un fantasma de ultratumba, para sentenciar al Bayern Munich con dos goles que sacó desde el sombrero de un mago.

Quién lo iba a creer; el técnico, Carlo Ancelotti, en su ahogo, en sus desesperación, lo hizo jugar. Solo faltaban suspiros, los relojes marcaban más allá de los 90 minutos del partido, y pocos o nadie contaban con él. Pero las cosas son así, el fútbol tiene sus vaivenes y de ahí su universalidad, que es la misma del hombre. Joselu, lo llaman en el fútbol, y Joselu vivió la noche madrileña que no podrá olvidar jamás.

Dos goles inesperados, impensados, y el muchacho saltó, sin previo aviso, del casi anonimato a la gloria del paseo La Castellana….

El Bayern Munich se mostró como lo que es: un equipo típicamente alemán, con sus características, su concepción del juego. Sin ornamentas, sin lujos ni florituras que de pocos les sirven, transitó por un partido correcto, de gestión correcta según sus parámetros.

Si el Madrid no esperaba el surgimiento de un tal Joselu, el Bayern tampoco. Los capítulos finales demostraron que cuando el ser humano se lo propone, como se lo propuso Joselu, de nada valen ni los robots, ni la llamada inteligencia artificial, ni toda la tecnología inventada y por inventar. Joselu demostró la capacidad de la raza de hacer lo imposible, lo que pocos creen que esté al alcance…

Los partidos semifinales de la Champions fueron, además, la reivindicación del fútbol alemán. Echado a un lado en la calificación europea, visto como una liga, la Bundesliga, como de “segunda”, enseñó sus dientes y devolvió las cosas a su verdadero lugar. El Dortmund venció por la ley al París Saint-Germain, y el Bayer Munich puso un nudo en la garganta a los madrileños.

El fútbol de Alemania, visto como detrás en la caravana futbolera europea de Inglaterra, España, Italia y Francia, ha regresado a la vanguardia. No invierte tanto, no paga lo mismo que las demás ligas, no lleva a su seno tantos jugadores de renombre, pero ahí está: en el primer plano de la noticia mundial. Ahora hacemos un recuento del juego, pensamos en los andaré de la Champions, y preguntamos: ¿quién le gana la Real Madrid?

Nos vemos por ahí.

Deja un comentario

Lo último