lunes, mayo 20, 2024
InicioOpinionesJuan VenéAmable explicación de Douglas Terán

Amable explicación de Douglas Terán

Disfruten de una nueva entrega de "En la Pelota" por Juan Vené

“Ese hombre tiene una amante tan fea que parece más bien su esposa”… Piroberta.

Hoy martes y mañana, son Días del Correo. Por favor, envíame nombre completo y la población o ciudad, desde dónde escribes.

Manuela Richardi, de Hermosillo pregunta: “¿Cómo va lo del caso Shohei Ohtani-Ippei Mizuhara?”.

Amiga Chela: Hay poca información. Mizuhara, fuera del beisbol. Shohei, uniformado de Dodger, cumpliendo con su contrato… ¡Así es la vida!.

El compañero periodista de Caracas, Levy Benshimol, opina: “Es hora de echarle tierra al caso, porque los culopicosos, con tantas publicaciones, perjudican a esos peloteros que fueron muy buenos, pero sin los méritos necesarios para llegar al Hall de la Fama”.

Lidia Kubek, profesora de castellano en la Universidad Internacional de Anchorage, Alaska: Le informo que recibí todo lo del viaje, para hablar ante sus 23 alumnas y 21 alumnos, acerca de la frase, “Las estadísticas en el beisbol son como la hermosa muchacha que luce un hilo dental…: Permite ver mucho, pero oculta lo esencial?”. Allá estaré en la fecha acordada. Muy agradecido.

Ramón del Corral, de Caracas, pregunta: “¿Qué opina de Beto Perdomo como narrador”.

Amigo Moncho: Beto, quien transmitía programas radiales de política, me dijo que su sueño era narrar beisbol. Lo invité a mis transmisiones de Grandes Ligas desde los estadios, y se hizo muy buen narrador. Comenzó, pues, en Grandes Ligas, como Sandy Koufax.

Douglas Terán, de Caraballeda dice: “Cuando me refiero a los sucios que están dentro del Hall de la Fama de Cooperstown, no generalizo, pero sí puedo hablar con propiedad de dos casos con sus nombres, Ferguson Jenkins y David Ortiz. Tal vez, es una irresponsabilidad de mi parte llamarlos sucios (que cometieron actos no admisibles), quizá ellos tienen la culpa de los errores que dentro o fuera del diamante de juego cometieron, pero no son culpables de que un grupo de la Asociación de Escritores Deportivos, a la cual usted pertenece, los haya elegido para ingresar al Museo. Al final, `no es el ciego quien tiene la culpa, sino quien le da el garrote´. Soy admirador de la forma como responde a todos los que participamos en su columna deportiva. Y como ese colega suyo, Richard Araujo, admiro sus comentarios y también los cuestiono, cuándo es necesario. En fin, amigo Juan, en honor a sus 75 años de experiencia en el área, le doy las gracias por leer mis emails”.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Lo último