viernes, junio 14, 2024
InicioOpinionesJuan VenéCómo batir récord de Tatis padre

Cómo batir récord de Tatis padre

“Para qué me quejo si nadie me oye”… Pacomio.

Como todos los miércoles, hoy es Día del Correo. Por favor, manda nombre completo y población o ciudad desde donde escribes. En caso contrario, no puedo contestarte.

El compañero periodista y profesor, Daniel Rojas R. de Barquisimeto, Venezuela comenta y pregunta: “Tras leer tu columna, saqué cuentas acerca de lo necesario para superar el record de carreras impulsadas por Fernando Tatis padre.

Habría que batear no menos de tres veces. Por ejemplo, primer turno: cuarto hombre al bate de la entrada, sin outs, jonrón, cuatro empujadas; segundo turno: décimo tercer hombre al bate de la entrada, jonrón, cuatro impulsadas, y van ocho; tercer turno: vigésimo segundo bateador en la entrada, con hombre en posición anotadora o tres embasados; hay dos outs, como mínimo batea incogible, o recibe base por bolas, o batea infield hit, una más empujada, para total de nueve.

Sería el nuevo récord. Bueno, en ese último turno, que sea jonrón, y además, con tres en bases, para entrar en “La Dimensión Desconocida”, como la serie aquella de los sesentas.

El siguiente bateador falla y termina la entrada.

Total batean 23. Supongamos que quedan tres en bases, más tres outs. 17 carreras en la entrada. Si quedan las bases limpias serían 20 carreras.

“¿Cuál es el mayor número de carreras en una entrada en el beisbol de Grandes Ligas?

Amigo Dano: Muchas gracias por la contabilidad tan precisa. Este record es de 14, por los Indios, en el segundo inning, frente a los Yankees, el 18 de abril, 2009. Pizarra final, Indios 22-Yankees 4.

Nina Calatrava, de El Bronx, expone y pregunta: “¿Por qué, según Ud. mismo y otros periodistas, incluso estadounidenses, opinan que la mejor Serie Mundial no ha sido de los Yankees, sino la de Rojos-Medias Rojas de 1975? Solo he cumplido 21 años y aún cuando amo al beisbol, tengo mucho qué aprender”.

Amiga Ni: El número de Series no garantiza a los Yankees haber jugado la mejor. Esa del ’75 tuvo muchos motivos para ser superior, como el frío, la nieve y la lluvia, que obligaron a posponer en Boston, el sexto juego, durante tres días seguidos, el jonrón del sexto juego que Carlton Fisk pareció empujar en Feanway Park de foul a fair, el enfrentamiento de dos grandes mánager, Darrell Johnson y Sparky Anderson, más la exhibición de buen beisbol de El Más Valioso, Pete Rose.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Deja un comentario

Lo último