domingo, febrero 25, 2024
InicioOpinionesJuan VenéEl beisbol y la fotografía nacieron y crecieron juntos durante 3 siglos

El beisbol y la fotografía nacieron y crecieron juntos durante 3 siglos

Disfruta de una nueva entrega de "En la Pelota" por Juan Vené

Apenas pasaba la humanidad de su año 1820.

El beisbol que se jugaba era típico sabanero, sin Reglas, sin guantes, sin protección alguna, trataban de copiar al cricket y al rounder, juego también llamado rondá, rondada o la quemada. No no era competencia, solo para hacer ejercicio, en las sabanas de Nueva Inglaterra, Nueva York y Pensylvania.

Ese mismo año, se sabía poco o nada de la fotografía. Pero, un inquieto inventor francés, llamado Nicéphore Niépce, fue el primero en confiar entonces en que se podía captar una imagen y conservarla. Lo logró sobre una placa de plata embadurnada con betún de Judea, para exponer la imagen por varios días.

Más que foto, fue un proceso de heliografía. El beisbol y la fotografía, pues, nacieron juntos, se perfeccionaron juntos y juntos han sido grandes industrias durante tres Siglos, XIX, XX y XXI.

En Francia, Inglaterra y Estados Unidos, más de 20 personajes muy bien preparados en química, trabajaron incansablemente, hasta que aparecieron los industriales de Kodak y Agfa, para poner una cámara en cada mano en todo el mundo.

Pero eso no se detuvo ahí, porque la cámara doméstica desapareció, fue enterrada por los celulares y el internet. Ya ni los fotógrafos saben qué era el betún de Judea ni para que servía el hiposulfito de sodio. Es que ahora una alegre suegra, con un celular en la mano, sin saber nada de fotografía, puede captar tantas gráficas, como sean necesarias para conservar la historia de una fiesta familiar.

El beisbol se hizo espectáculo nacional en Estados Unidos con la inauguración, en 1869, de los Cincinnati Red Stockings. Y dos años después, en 1871, sin guantes pero con mucha afición y entusiasmo de sobra, apareció la primera Liga Grande, la National Association.

Justo en 1871, el británico, Richard Meaddox, fue el primero en usar gelatina en vez de colodión, lo que fue un adelanto notable, ya que aceleraba el proceso de impresión. Así se volaba hacia el perfeccionamiento de la nueva industria, la fotografía. Al mismo tiempo, la gente del beisbol aprovechaba la experiencia de los cinco años de la National Association, para fundar la Liga Nacional, ya con mejor organización como empresa y como ente deportivo. La National Association había funcionado con l0 equipos, los Nationals de Washington, Olímpics de Washington, Medias Blancas de Chicago, Medias Rojas de Boston, los Mutuals de Nueva York, Troy Haymaker, Fort Wayne Kekiongas, Cléveland Forest Citys, Rockford Forest Citys, Atléticos de Philadelphia.

Hoy día, ya no hay que ir al estadio para ver el juego. Basta con mover los botones correspondiente en el televisor y ¡play ball! sin calentar.

La nueva industria de los souvenirs

Hasta hace pocas décadas, el único souvenir que se vendía en el beisbol era el de las barajitas “Topps”, con las fotos de cada pelotero y sus números.

Ahora hay souvenirs de todos los tipos imaginables. Tanto, que los equipos ya no visten a sus peloteros con los dos uniformes que eran tradición. Hay clubes que usan hasta 10 uniformes distintos, para que cada uno sea del interés de los coleccionistas y los compren como souvenirs.

La foto del beisbol que se ha publicado más en diarios, revistas, programas de televisión y como souvenirs, ya va por 100 millones de copias.

Desde luego, es la más famosa del beisbol, esa de Ty Cobb safe. El tercera base de los Highlanders es Jimmy Austin, el umpire Bill Dinneen. Captada por Charles M. Conlon, el 23 de julio de 1910, en el Hilltop Park, de Manhattan.

Novedosos cajoncitos

A comienzos del Siglo XX, Kodak y Agfa inundaron el mundo con unos cajoncitos negros, los cuales aceptaban un rollo de película con el cual todos podíamos hacer fotos.

A la vez vendieron a la mayor parte de diarios y revistas de todo el mundo, unas cámaras muy grandes y pesadas, pero magníficas en sus trabajo, a las cuales llamábamos, Speed Graphic.

Más tarde, para la venta al público, lanzaron las camaritas con fuelle. Uno abría el lente según la luz ambiental y fijaba la distancia del objeto a retratarse. Daban muy buenas fotos.

Los hermanos franceses, Auguste Lumiere y Louis Lumiere, quienes fueron figuras en el invento de la cinematografía, también trabajaron con éxito en el progreso de la fotografía, al inventar el autocromo, la base del color.

Pero fue en 1936 cuando el color en las fotos se hizo comercial. Es decir, que entonces, cualquiera podía adquirir rollos a color y hacer fotos con ellos.

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Lo último