viernes, junio 14, 2024
InicioOpinionesJuan VenéEn Atlanta odian al comisionado Manfred

En Atlanta odian al comisionado Manfred

La Pregunta de la Semana: En menos de tres meses se cumplirán 88 años de un importante juego en Grandes Ligas. ¿Recuerdas cuál fue?

La Respuesta: Ante 20 mil 422 personas, en Crosley Field, de Cincinnati, jugaron de noche por primera vez en las Mayores, el 24 de mayo, de 1935. Paul Derringer, de los Rojos, lanzó nueve innings, y les ganó a los Phillies, 2-1, en 1:35 horas. El Presidente, Franklyn Delano Roosevelt, presionó un swich ceremonial en la Casa Blanca, con lo cual, se supone, encendió el alumbrado.

Los fanáticos en Atlanta están que arden contra el comisionado Rob (Cabeza de Chorlito) Manfred, porque consideran que los Bravos no ganaron un juego de entrenamientos frente a los Medias Rojas, por culpa de la nueva Regla del reloj. Empatados a seis en el noveno inning, con las bases llenas y dos outs, le tocó batear al novato, Cal Conley. Pero el umpire de home sentenció que el joven tomó más de los ocho segundos para estar listo a batear, por lo que lo sentenció out. Como en los entrenamientos no hay extra innings ahora, la pizarra quedó empatada. Manfred espera aplicar esa Regla a partir de la temporada de este año.

“La última vez que se vieron, el Presidente Joe Biden le comentó a Vladimir Putin: ‘Yo colecciono los chistes que la gente hace de mí’. A lo que respondió Putin: “Yo colecciono a la gente que hace chistes acerca de mí”… Richard Billard.

El manager de los Cardenales, Oliver Marmol, y el umpire, CB Bucknor, han traído hasta los entrenamientos una discusión que protagonizaron en agosto, cuando Marmol le reclamó por lo que consideraba malas sentencia de bolas y strikes.

Ahora, Bucknor apareció como umpire de home en juego de Cardenales frente a Nationals, y cuando entregaba su tarjeta con la alineación, el mánager estiró su mano derecha, esperando chocar con la del umpire, como es costumbre. Bucknor se negó, por lo que Marmol le dijo que era una persona con “cero clase”, y se armó la bronca. Buckner tiene fama de ser mal upire, por lo que ha tenido problemas con más de un mánager.

“Unos novios se acariciaban, mientras iban en un automóvil por la Quinta Avenida, cuando ella le dice a él: ‘Amor mío, deberías usar las dos manos’. La respuesta: ‘Yo también quisiera, pero necesito una mano para manejar”… Dick Secades.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Deja un comentario

Lo último