En la pelota | Crisis racial blancos-negros padecen en Grandes Ligas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Van a cumplirse dentro de unas semanas, 74 años de la llegada a Grandes Ligas del primer negro en el Siglo XX, Jackie Robinson, con los Dodgers, el 15 de abril, 1947.

Y Martin Luther King, nació el 15 de enero de 1929, fue asesinado el cuatro de abril de 1968, pero hoy lunes 18, se conmemora su día en Estados Unidos, con todos los institutos educacionales y las oficinas del gobierno inactivos. Cada tercer lunes de enero es El Día de Martin Luther King.

Y los Dodgers Siglo XXl son diferentes a los de 1947, porque ya no quieren a los negros. En la Serie Mundial 2020 presentaron varias veces la alineación sin negro alguno. Lo más cercano era Mookie Betts, pero él no es negro sino mulato. Y el róster de los 40 de ellos para 2021 solo tiene un negro, David Price.

Además, los Dodgers se negaron, hace años a cooperar para una estatua a Jakie Robinson.

Los Medias Rojas tienen tres negros estadounidenses. Y los Yankees uno, Aaron Hicks, aún cuando sí poseen varios negros nativos de Latinoamérica.

De mil 200 peloteros en los 30 rósters, 71 son negros, apenas sobre el 5%. Hay una crisis racial, porque los negros nativos de Estados Unidos son del 13%.

Un vocero del comisionado respondió a la pregunta de “Líder” así…: “Muchos negros prefieren el basquetbol y el fútbol americano, deportes menos difíciles que el beisbol. No podemos obligarlos a firmar con nosotros. Pero tenemos muchos negros latinoamericanos”.

A fines de la temporada 2020 un scout amigo me invitó para su intento de firmar varios graduados de high school. Uno negro de Orlando, de 18 años, lanzador zurdo con recta por las 88 millas, le respondió…:
“Soy mejor en el basquetbol. Es lo que voy a jugar”. Otro, de 20 años, cuerpazo atlético, nativo de Júpiter, a quien el scout ha visto disparar varios jonrones, le dijo…: “Voy a estudiar medicina. Un médico negro gana mucho menos dinero que un bigleaguer negro, pero también podré realizar mejor labor por nuestra sociedad”.

Hoy es El Día de Martin Luther King, el más notable de los líderes negros de la Unión, asesinado en Memphis, Tennessee, a donde había ido para cooperar con unos negros en huelga, por mayores sueldos y mejor trato.
Saludaba Martín sonriente, desde el balcón del motel “Lorraine”, cuando un fanático racista, le disparó a la cabeza. Luther King había obtenido en 1964 El Premio Nobel de la Paz.

Discriminación, un mandato y el fanático racista Cap Anson

“Se prohíbe a los equipos de beisbol de cualquier categoría en Estados Unidos, incluir negros en sus rósters”.

Este mandato surgió en 1867, 80 años antes de que los Dodgers contrataran a Jackie Robinson. Hubo equipos que violaron esa disposición, como el Providence Grays, de la Liga Nacional, el cual, el 21 de junio de 1879, incorporó a su róster al primera base, procedente de la Brown University, William Edward White, mulato, hijo de un blanco y una esclava.

Y en 1881, el cátcher negro, Moses Fleetwood Walker, y su hermano, Welday Wilberforce Walker, jugaban en el Toledo Blue Stockings. Pero en agosto de 1883, Adrián (Cap) Anson, manager-jugador de los Chicago White Stockings, pudo más que el mandato, al obligar a sacar a los Walker del terreno.

EN TIPS

Anson: 3 mil hits
Adrián (Cap) Anson fue un bateador insigne, el primero en llegar a los tres mil hits, e inventor del hit and run, pero racista fanático.

Lucha por la integración
En 1867, dos años después de la Guerra de Secesión, se luchaba sin éxito, por cupos para los negros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Enlaces patrocinados