En la pelota | Desesperados por el descontrol, pero llegaron a Cooperstown

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Antes de llegar a las Grandes Ligas, el derecho Nolan Ryan y el zurdo Randy Johnson, estuvieron a punto de retirarse del beisbol, desesperados por no poder lanzar con control.

Y Ryan le salvó la carrera Johnson.

Cuando el zurdo llegó a las Mayores en 1988, con los Expos, ya Ryan era un veterano, lanzaba arriba desde 1966. Pero había sufrido tantas calamidades como la de su primera experiencia arriba, con los Mets. Apareció en tres innings de un juego y lo devolvieron a las menores, bajo las peores predicciones, porque no podía tirar los strikes necesarios.

“Pensé en retirarme” ha dicho ahora Ryan, “pero no me interesaba ninguna otra profesión, sino jugar al beisbol. En mis 21 años de edad, pensé que era hora de decidir. E hice dos cosas que me ayudaron mucho… Consultar mis calamidades con coches de pitcheo y observar cómo lanzaban los más controlados”.

Permaneció triunfal en Grandes Ligas durante 27 años, hasta los 46 de edad, y terminó con más strikeouts que nadie en la historia, cinco mil 714, en cinco mil 386 innings, más de uno por inning, frente a dos mil 795 bases por bolas.

Johnson es el más cercano a él en strikeouts, cuatro mil 875, en cuatro mil 135 innings, con mil 947 bases por bolas.

Ahora, ¿cómo Ryan le salvó la carrera de Johnson?

En agosto de 1992, tuvieron oportunidad de hablar. Ryan estaba cerca de su retiro, ocurrido después de la campaña de 1993. Johson había llegado cinco años antes, y le confió sus calamidades, le pidió consejos.

“Te he visto lanzar y sufres de lo mismo que yo en mis primeros años” le dijo Ryan. “Antes que nada debes convencerte a ti mismo que sí puedes ser controlado, que tienes calidad. Después, no soltar la pelota frente a tus ojos, sino impulsándola hacia abajo, doblando la muñeca y apretándola suavemente con la punta de los dedos. Así el lanzamiento bajará y se moverá. Y cuando puedas mantener la pelota a las altura de las rodillas de los bateadores, verás qué fácil es tirar sobre la esquina de afuera o en la de adentro, donde la necesites”.

Poco después, el 27 de septiembre de ese mismo año, 1992, se enfrentaron Ryan (Marineros) y Johnson (Rangers) en el Árlington Stadium, de Texas. Johnson tiró 160 veces para home y dejó a 18 strikeouts.

Pero Ryan lo venció, 3-2. A partir de esa noche, el zurdo fue un pitcher diferente, controlado, muy veloz, casi imbatible.

El año después de oír a Ryan, 1993, Johnson ganó 19 juegos, solo perdió ocho y efectividad de 3.24. Quedó segundo en la elección para el Cy Young, tras de Jack McDowell (Medias Blancas), 22-11, 3.37.

Pero Randy ganó el Cy Young en 1995, con 18-2, 2.84 y 294 strikeouts. En 1994 lo había obtenido David Cone, 16-5, 2.94.

Intimidaba a los bateadores con su recta de 100 millas por hora

Randy Johnson intimidaba a los bateadores con su recta de 100 millas por hora. Unos cuantos fingían enfermarse cuando él iba a lanzarles.“Yo solo quería que no me batearan” ha dicho Johnson. En 22 años fue nueve veces líder en strikeouts, ganó cuatro títulos de efectividad, tiró 100 juegos completos, 37 blanqueadas, apareció en 10 Juegos de Estrellas.

Solo cuatro zurdos han ganado más juegos que él, Warren Spahn, 363; Steve Carlton, 329; Eddie Plank, 326; Tom Glavine, 305. Pero 17 derechos, Cy Youg, 511; Walter Johnson, 417; Grover Cléveland Alexander, 373; Christy Mathewson, 373; Pud Galvín, 365; Kid Nichols, 361; Greg Maddux, 355; Roger Clemens, 354; Tim Keefe, 342; John Clarkson, 328; Nolan Ryan, 324; Don Sutton, 324; Phil Niekro, 318; Gaylord Perry, 314; Tom Seaver, 311; Charles Radbourn, 309; Mickey Welch, 307.

George Brett nunca quería enfrentarlo

George Brett, quien fuera insigne bateador de 305, con 317 jonrones y mil 596 carreras impulsadas, expresó sobre el temible zurdo: “Randy Johnson es tan alto (seis pies 10 pulgadas, 225 libras, su peso), que parecía soltar la pelota desde ahí, a una distancia de caja de lanzar infantil. Resultaba muy incómodo, y siendo zurdo él, especialmente frente a los bateadores zurdos, como yo. La verdad es que yo nunca quería enfrentarlo. Pero jamás le dije al mánager que me dejara fuera de la alineación. No podía, porque yo era el principal impulsador de nuestro equipo”.

EN TIPS

Exaltado
Johnson fue elevado al Hall de la Fama en 2015, con el 97.3% de los votos. Mismo año que elevamos a Pedro Martínez, con el 91.1%.

Trío fenomenal
Ryan llegó a Cooperstown en 1999, con 98.8% de los votos; y George Brett, 98.2% y Robin Yount, 77.5%

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
 

Enlaces patrocinados