viernes, mayo 24, 2024
InicioVenezolanos MLBAparicio se despidió de MLB hace 50 años

Aparicio se despidió de MLB hace 50 años

El 28 de septiembre de 1973 puso fin a su carrera de 18 temporadas en las Grandes Ligas

En medio de la expectativa que despierta la última serie que jugará Miguel Cabrera en el Comerica Park de Detroit contra los Guardianes de Cleveland, este fin de semana que se acerca, para culminar su carrera de 21 temporadas, es propicio el momento para recordar que hoy se están cumpliendo cincuenta años del último encuentro que jugó como bigleaguer Luis Aparicio, el único pelotero venezolano que pertenece al Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

El viernes 28 de septiembre de 1973, antepenúltima fecha del calendario, en una doble cartelera entre Cerveceros y Medias Rojas, celebrada en el Fenway Park de Boston, presenciada por 13 mil 195 espectadores, actuó Aparicio por última ocasión en la mejor pelota del universo.

El mánager Eddie Kasko alineó al zuliano de 39 años en su posición habitual de paracorto y como segundo bate. Se embasó en tres ocasiones por sencillo y boleto (2), anotó una carrera y al campo realizó cuatro outs y dio una asistencia.

En el primer inning elevó a la izquierda. Negoció boleto en el tercero, pasó a segunda por transferencia a Danny Carter y anotó por sencillo de Reggie Smith. En el cuarto recibió base por bolas. Y en el séptimo dio sencillo a la izquierda ante envío del zurdo Kevin Kobel, el número 2677 de su trayectoria de 2 mil 581 encuentros en 18 temporadas (1956-73).

Del 17 de abril de 1956, fecha en la que se estrenó con los Medias Blancas de Chicago en reemplazo del torpedero caraqueño Alfonso “Chico Carrasquel, al 28 de septiembre de 1973, trascurrieron 6 mil 373 días como bigleaguer activo.

Entre los logros más sobresalientes de Aparicio en ese último año se registró la estafa número 500 de las 506 que consiguió en su carrera. Lo hizo el 1° de julio, casualmente contra los Cerveceros y en el mismo parque de Boston. Fue apenas el séptimo jugador en la historia que alcanzó tal cantidad de almohadillas estafadas.

Al momento de colgar el guante, Aparicio era líder entre los shorstops en los renglones de juegos (2581), asistencias (8016) y dobleplays (1553). Cincuenta años después ocupa el tercer lugar, cuarta posición y segunda casilla, respectivamente, en estos departamentos.

En 1984, en su sexta aparición en la planilla de votación, superó el 75 por ciento necesario para ser electo (84.6%) y su nombre fue elevado al Salón de la Fama de Cooperstown.

Deja un comentario

Lo último