sábado, julio 20, 2024
InicioOpinionesCristóbal GuerraCamiseta 10 | Las preguntas de Montevideo

Camiseta 10 | Las preguntas de Montevideo

El fútbol es deporte de contrastes, pero ¿tantos?

¿Cómo puede una selección ir del cielo a los infiernos sin siquiera hacer una parada en el purgatorio? ¿Cómo se pinta un cuadro atrayente y colorido, para en cuatro días perder sus contrastes y mostrarse como un grupo de jugadores sin salida y sin oriente, solo a la espera de que el tribunal les lea la sentencia sumaria?

Todo eso, y más, bastante más, sucedió el martes en Montevideo.

Voces entusiastas, cuando no irresponsables, salieron a los caminos a pregonar que la goleada propinada a Bolivia era derivada de que “ahora sí tenemos a un gran técnico”.

En realidad, la Vinotinto no fue más ante los bolivianos ni menos ante Uruguay; lo que pasó el viernes en Barinas y antenoche en la capital del Estado Oriental fue que a Venezuela la pusieron donde tenía que estar: un equipo irregular, que hoy le gana al bravo y mañana cae ante el menos pensado, al que ya antes, en 2004, había vencido en el mismo estadio Centenario…

Las virtudes, pero sobre todo las carencias, se mantienen sin solución. O se agrietan, vamos a ser más descarnados. Y echemos un vistazo a la zona central de la defensa.

Buenos en el corte y el anticipo, pero sin la capacidad de salir jugando hasta el centro del campo, sin la gracia de desdoblarse como Dios manda, incapaces de poner claridad en aquel sagrado lugar donde la avalancha celeste jugó sin impedimentos.

En el Mundial Alemania 74, Brasil tenía un lateral izquierdo, Francisco Marinho, que gustaba de irse al ataque pero que nunca regresaba a su comarca; por ahí llegaban los adversarios a su gusto, sin ningún marcador la vista, lo que motivó que en su país lo llamaran “autopista Marinho”. Hacemos el símil con los zagueros centrales venezolanos en el partido ante Uruguay, y conseguimos una explicación.

El Mundial 2026, meta obsesiva para Venezuela, ya comienza; conseguir centrales podría ser una urgencia…

Aniversario

Por estos días, Camiseta 10 llega a treinta y cuatro años de vida. Nació en 1988 en las páginas de El Nacional, en los días luminosos cuando el maestro Jesús Cova era jefe de la sección deportiva, y por allá estuvo hasta 2014. Desde entonces, ya cerca de ocho años, la columna desparrama las palabras en Líder, un lugar del mundo donde ha conseguido espacio y amistades entrañables.

En sus labores cotidianas el ser humano no sabe hasta dónde le llega la cuerda, como se dice en las esquinas, pero mientras nos dejen y nos acepten los lectores, escribiremos esta camiseta hasta el propio infinito.
Nos vemos por ahí.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Lo último

La portada de hoy

Nosotros

Somos la publicación impresa y digital líder en deportes de Venezuela. Un medio del Grupo Últimas Noticias

Aliados de las Grandes Ligas del Beisbol

Contactos

© 2023 C. A. Últimas Noticias RIF J-00037398-1