jueves, mayo 30, 2024
InicioOpinionesGerardo BlancoVisión de juego | La Vinotinto de Leo González apuesta por ser...

Visión de juego | La Vinotinto de Leo González apuesta por ser más ofensiva

Una suerte de desventura se ha instalado en la selección venezolana de fútbol masculino. No ha habido una convocatoria que no esté marcada por algún acontecimiento que tuerza el rumbo e impida contar con todos los efectivos disponibles.

El técnico lusitano José Peseiro nunca pudo poner en la cancha a la Vinotinto de gala, porque las vicisitudes asociadas a la pandemia con sus medidas de bioseguridad que restringían los desplazamientos, las lesiones o los contagios de covid-19 se confabularon contra la selección.

El debut de Leonardo González ante Argentina como técnico interino de la Vinotinto también estuvo signado el jueves por los contratiempos. Las bajas de Yordan Osorio, Salomón Rondón, Yangel Herrera, Darwin Machís dejaron a la selección sin jugadores esenciales para darle más profundidad a la defensa, el mediocampo y el ataque.

Pero el colmo de la mala fortuna todavía esperaba en el estadio Olímpico. José Manuel Velázquez sufrió una rotura total del tendón de Aquiles del tobillo derecho al minuto 24 y su sustituto, Adrián Martínez, vio la roja cuatro minutos después de ingresar al terreno por una temeraria entrada a Lionel Messi, cuando intentó interrumpir una veloz incursión del astro de la albiceleste.

Si con 11 jugadores en la cancha ya es cuesta arriba controlar a una selección repleta de tanto talento individual, con uno menos por la expulsión de Martínez, todo el planteamiento de González se fue por el despeñadero. El nuevo técnico tuvo que sacrificar el ataque para rearmar la última línea de la Vinotinto.

Pero en medio de esa derrota 1-3 hay algunas luces que aparecieron y permiten albergar esperanzas en la idea del nuevo seleccionador, que recuerda el planteamiento similar al de Richard Páez: “disfrutar en la cancha con responsabilidad”.

Lo primero a destacar es que el entrenador trujillano puso en la cancha un 11 con más vocación ofensiva. En lugar de los tres centrales y dos laterales-volantes en la zaga, el trivote en la mitad, un creativo y un atacante de Peseiro, el nuevo DT recuperó la línea de cuatro defensores, dejó a Tomás Rincón y al inagotable José “Brujo” Martínez en el mediocampo para la recuperación, a Jefferson Savarino y Yeferson Soteldo para la gestación por dentro y por fuera, y colocó a dos delanteros: Josef Martínez y el debutante Eric Ramírez.

Hubo, además, rendimientos individuales que sobresalieron. Nahuel Ferraresi se consolidó como segundo central de la selección.

Con apenas seis partidos en la Vinotinto juega con una seguridad pasmosa, sin sobresaltos para desarmar a sus rivales con exquisita determinación y limpieza, como hizo ante Leo Messi en una de las acciones defensivas más brillantes del partido al robarle la pelota al borde del área para salir con la cabeza en alto en busca de sus compañeros.

Igual de valioso es el aporte del “Brujo” Martínez, otro que se fajó con Messi, se multiplicó para tapar los huecos y ganó un duelo al 10 argentino, cuando éste se disponía a soltar uno de sus latigazos de zurda en el área. El empuje de Soteldo para seguir peleando en solitario también fue notable, como su soberbio gol de penalti a lo Panenka para decorar la derrota ante la albiceleste.

Ayer contra Perú y en el próximo duelo ante Paraguay, González tendrá la oportunidad de exhibir otra vez ese 11 ambicioso para demostrar que Venezuela tiene una energía potencial en el ataque que puede estallar en Lima o Asunción, siempre y cuando el equilibro defensivo se mantenga intacto durante los noventa minutos, sin cometer excesos o imprudencias defensiva que obliguen a cambiar sobre la marcha el libreto ofensivo del entrenador.

La batalla para ir al Mundial de Catar sigue abierta para buscar un boleto

La derrota contra Argentina no puede acabar con las ilusiones de seguir peleando cada partido en busca de los puntos que coloquen a Venezuela en la lucha por los cupos al Mundial de Catar. Sumar tres puntos contra Argentina y Brasil no figuran en la lista de posibilidades de la selección, y menos aún con bajas esenciales en la plantilla.

La verdadera lucha es contra los rivales que están por debajo de esas dos potencias, como Perú y Paraguay a los que Venezuela tiene la urgencia de derrotar para escalar posiciones en la tabla de clasificación.

Brasil y Argentina son, en este momento, los únicos equipos que poseen medio boleto en el bolsillo; el resto de las selecciones ha mostrado rendimientos irregulares que deben ser aprovechados por la selección para meterse en la lucha, al menos por el quinto boleto que da derecho al repechaje.

Hasta que las matemáticas no digan lo contrario, Venezuela tiene opciones de batallar por ese sueño mundialista. Un triunfo ayer contra Perú serviría para renovar esas esperanzas. Esperemos que la tropa de Leo haya salido bien librada en Lima

Salomón Rondón tiene gas para rendir en Inglaterra con el Everton

La contratación de Salomón Rondón por el Everton de Inglaterra es una nueva muestra que la capacidad goleadora del venezolano puede rendir frutos en el nivel más alto del fútbol.

Su breve paso por la Liga de China fue, desde el punto de vista meramente deportivo, un salto atrás en su carrera, aunque en materia económica significó un contrato de fábula repleto de ceros a la derecha.

Everton es uno de los clubs más tradicionales de Inglaterra. Allí el caraqueño se volverá a encontrar con el entrenador español Rafa Benítez, quien mejor supo explotar su habilidad para rematar en el área, en el Newcastle en la Premier League, y luego lo llevó a la Liga de China.

El “gladiador” de Catia ha respondido a la confianza del técnico cumpliendo con el trabajo de fajarse en el área y convertir goles.

No llega como titular, pero gozará de minutos en el cuadro inglés. Aunque no pudo venir para estas tres fechas, la vuelta de Rondón a Inglaterra es la mejor noticia para la Vinotinto, entre tantas desventuras.

Lo último