miércoles, mayo 29, 2024
InicioHumberto AcostaCésar Tovar, el mal intencionado (2)

César Tovar, el mal intencionado (2)

Disfruten de una nueva entrega de "Tripleplay" por Humberto Acosta

Segundo juego

El zurdo Dave McNally, un ganador de al menos 20 juegos durante cuatro temporadas en las grandes ligas, era el pitcher abridor aquel 15 de mayo de 1969 por los Orioles de Baltimore contra los Mellizos de Minnesota, con un registro perfecto de 5-0. César Tovar fue ubicado como primer bate y jardinero central por el manager Billy Martin. En su primera aparición en el home en la parte baja del primer capítulo, McNally dio cuenta del bateador derecho con un elevado hacia la zona de foul de la primera base que atrapó Boog Powell. McNally salió de los tres primeros capítulos por la vía rápida y volvió a eliminar a Tovar con un ponche al comenzar el cuarto acto. A estas alturas ya los Orioles gozaban de una ventaja de 3 a 0, cuando Tovar retornó al home en el sexto capítulo. Había dos outs, y McNally solo había contado con un corredor en base, por boleto. Esta vez salió de Tovar con elevado al jardín derecho para el tercer out. McNally eliminó a Minnesota en las tres siguientes entradas sin inconvenientes y Tovar se presentó en el noveno con un out y el pitcher de Baltimore adelante 5 a 0 y sin permitir imparables. Tovar conectó un sencillo y terminó con la magia. Baltimore ganó 5 a 0.

Tercer juego

La tercera ocasión en la que Tovar acabó con el encantó de un sin imparables ni anotaciones fue el 10 de agosto de 1969 ante los mismos Orioles de Baltimore y el zurdo cubana, Miguel Cuéllar. El desafío fue en Baltimore y el manager Martin volvió a ubicar a Tovar como primer bate de los Mellizos aunque en la defensa de la segunda base. En la primera mitad del primer capítulo, Cuéllar dispuso del venezolano con un globo al bosque derecho en el guante de Frank Robinson. Tovar regresó al plato en el tercer inning. Las almohadillas se encontraban vacías y habían dos outs en la pizarra. Esta vez el zurdo de los Orioles lo sometió con elevado al jardín izquierdo que atrapó Don Buford

Los Orioles ganaban 1 a 0 desde el cuarto capítulo con un jonrón solitario de Powell y Cuéllar proseguía sin recibir imparables cuando Tovar se presentó a batear en el sexto y fue recibido con un ponche para el primer out. Minnesota tampoco pudo dar imparables en el séptimo y el octavo, y Tovar se presentó como primer bateador del noveno. Cuéllar continuaba sin permitir incogibles.

Sin embargo, en esta oportunidad descargó un inatrapable con un sencillo al jardín izquierdo para terminar con el hechizo. Fue el único inatrapable que aceptaría Cuéllar para ganar 2 a 0 a los Mellizos de Minnesota. Por tercera vez y ante los mismos Orioles de Baltimore y en la misma campaña, César Tovar destruía un sin hits en el noveno capítulo.

Entrega anterior

Deja un comentario

Lo último